VENTAJAS


Descubra las muchas ventajas para su empresa, al disponer de un espacio de trabajo en Centro de Negocios Sardinero, en comparación con el alquiler de una oficina de la forma tradicional:

  •  Disfrutará de instalaciones de calidad y la más moderna tecnología siempre renovada y actualizada 
  •  Dispondrá del apoyo de un equipo de profesionales, que estará para ayudarle en todo lo que necesite
  •  Tendrá su negocio abierto para sus clientes y sus contactos, todos los días del año, aunque  no se halle en la oficina en ese momento
  •  Inmediatez, al tener plena disponibilidad por el tiempo que lo necesite, adecuando el tamaño del despacho a sus necesidades
  •  Agilidad en instalarse, sin riesgos, sin ataduras, sin preocupaciones
  •  Sin inversión inicial
  •  Eficiencia al disponer de todo lo necesario para permitirle concentrarse únicamente en lo que más le interesa: En su Negocio


Comparativa alquiler para 2 personas de oficina tradicional y un despacho en Centro de Negocios Sardinero. Consideramos una oficina tradicional con un despacho, sala de reuniones, cocina-office, wc, recepción, zonas comunes, etc, frente a un despacho en nuestro centro de negocios, donde se contempla todo lo anterior como ya incluido en la cuota:



(*) Son valores estimados de mercado

 
 

(*) Son valores estimados de mercado


Costes adicionales: la opción de alquiler de oficina tradicional, requiere en la mayoría de los casos, la presentación de un aval bancario de entre 3 y 6 mensualidades y un compromiso de permanencia de 12 meses mínimo


En CNS la permanencia la decide el cliente, y el preaviso para dejar un despacho es de tan solo 1 mes, pudiéndolos contratar por días, o incluso por horas



Costes de tiempo en resolución de averías: En esta comparativa, no se contempla el tiempo que se emplea en la resolución de los problemas habituales en el funcionamiento de la oficina y el coste que ello acarrea, ya sea con la contratación de empresas de mantenimiento: fontaneros, electricistas, pintores, etc, así como la reparación y/o sustitución del material que pueda romperse o malograrse con el paso del tiempo, por el desgaste y el uso